Blog de Jagarsoft

Información de interés para los médicos.

¿Cómo dar malas noticias a los pacientes?

Comunicar una mala noticia es parte de nuestro trabajo como médicos, y no podemos evadirla. Muchas veces no hemos sido capacitados al respecto, sin embargo es importante saber cómo hacerlo correctamente, de un modo que no afecte la relación médico-paciente: generando empatía pero sin afectar nuestra propia salud emocional.

infografia malasnoticias-01

¿Qué es una mala noticia?

Como regla general una mala noticia para un paciente es la que cambia drástica y negativamente el panorama respecto a su futuro, usualmente incluye situaciones terminales pero además puede abarcar otras situaciones, por ejemplo:

  • El diagnóstico de una enfermedad crónica (por ejemplo, diabetes o esclerosis múltiple)
  • Una incompatibilidad laboral (por ejemplo, diagnóstico de temblor esencial en un cirujano cardiovascular)
  • Un momento inadecuado (una cirugía que obliga a cancelar vacaciones anticipadas)
  • El diagnóstico de una enfermedad que limita las capacidades (por ejemplo, artritis)
  • Encontrar una malformación fetal en un ultrasonido

Los médicos que frecuentemente comunican malas noticias corren el riesgo de padecer desgaste profesional debido a que genera estrés e intensas emociones, ya sea por distintas razones: desde sentirnos responsables por la noticia dada, hasta sentir miedo de causar dolor, de ser culpado o inclusive de que el paciente decida judicializar el problema.

Una encuesta presentada en la Revista Latinoamericana de Bioética informa que una gran parte de los profesionales de la salud (24.5%) no ha recibido instrucción suficiente acerca de éste tema durante su formación profesional. Definitivamente no es una tarea fácil, sin embargo, con la ayuda de una buena comunicación podremos lograr una respuesta adecuada en el paciente.

Al comunicar correctamente la noticia se pueden lograr mejores resultados en la salud física y mental del paciente, además se puede ayudar al entendimiento de su estado clínico logrando así un efectivo control de síntomas, y por consiguiente una mejora en su calidad de vida.

Es muy importante tener en consideración que debemos ser nosotros quienes comuniquemos la noticia personalmente. Existen médicos que prefieren no informar directamente al paciente, sino a sus familiares esperando que ellos sean quienes le comuniquen la noticia, sin embargo, delegar en otras personas acciones que conciernen exclusivamente al médico pueden traer graves consecuencias: el paciente puede experimentar sensación de abandono lo cual puede destruir la relación médico-paciente, produciendo incluso conflictos legales.

También se debe descartar absolutamente la idea de engañar al paciente dándole falsas esperanzas para evitar que se deprima, ya que eventualmente se dará cuenta de la verdad, lo cuál podría ser contraproducente al perder la confianza en su médico.

Debemos tener en cuenta que todas persona tiene el derecho de conocer qué ocurre con su salud y de tomar decisiones al respecto.

Protocolo de 6 etapas de Buckman

Durante los últimos 20 años el doctor Robert Buckman, oncólogo de la Universidad de Toronto, ha enseñado a profesionales de la salud cómo lograr una buena comunicación al momento de dar malas noticias mediante un protocolo de 6 etapas.

Primera etapa

Disponer el escenario adecuado. Se trata de evaluar el estado emocional del paciente con la intención de encontrar el momento oportuno para dar la mala noticia.

Puede lograrse mediante preguntas sencillas, por ejemplo: «¿Cómo se siente hoy?», «¿Se encuentra lo bastante bien para hablar un momento?».

Segunda etapa

Percepción. Consta en averiguar cuánto sabe el paciente; qué tan grave sospecha que es su evolución y de qué manera podrá afectar el panorama de su futuro. Hay que considerar que muchas veces los pacientes son atendidos por más de un profesional, por lo cual es primordial esta etapa para evitar contradicciones o malos entendidos.

Puedes comenzar haciendo preguntas del tipo: «¿Hay algo que le preocupe?»

Tercera etapa

Invitación. Consiste en indagar cuántos detalles quiere saber el paciente, ya que puede existir la posibilidad de que él expresamente decida que sólo desea conocer el tratamiento a seguir. Se recomienda hacer preguntas directas, como: «¿Quisiera conocer todos los detalles del diagnóstico?»

Cuarta etapa

Compartir la información. Si el paciente expresó en la etapa previa que deseaba conocer los detalles de su diagnóstico procura proporcionarle la información en pequeñas dosis asimilables.

Informa acerca del tratamiento y su pronóstico. Se consciente de que él tiene el derecho de saber la verdad para así poder tomar sus propias decisiones respecto al tratamiento.

Quinta etapa

Empatía. La empatía consiste en ser capaz de ponerse en la situación de los demás: no es necesario decirle a tu paciente que entiendes por lo que está pasando si en realidad nunca has pasado por una situación similar, pero sí hazle saber que entiendes que se encuentra en una situación difícil. Identifica sus reacciones y respétalas.

Sexta etapa

Estrategia y resumen. Resume la conversación y realiza una estrategia para el futuro, con una actitud positiva, pero sin falsas esperanzas o información falsa. Hazle saber a tu paciente que estás a su disposición.

Y tu, ¿Sigues alguna estrategia para comunicar malas noticias? ¿Cómo la aprendiste? Nos gustaría saberlo en los comentarios.

con información de:
http://www.redalyc.org/pdf/1270/127020306006.pdf
http://www.huffingtonpost.com/richard-c-senelick-md/doctor-patient-relationship_b_824215.html
http://www.guiasalud.es/egpc/cuidadospaliativos/completa/documentos/anexos/Anexo3_Comunicarnoticias.pdf

Factura electrónica, expediente de Px y agenda médica, a solo 3,000 pesos.

Escrito por: Dra. Cecilia González, creadora de contenido para el blog de Jagarsoft, empresa desarrolladora del software médico Jagarmedical.

Emita a sus pacientes  facturas electrónicas y recibos de honorarios (CFDI) diseñados específicamente para consultorios y clínicas. Jagarmedical tiene más de 10 años especializados en el área médico-administrativa. ¡No se conforme con un paquete genérico de facturación electrónica, elija uno especializado en medicina!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>